April 14, 2024

Conjuro del agua 3 defensa del agua

ENTRADA LIBRE

10 DE MAYO, 16:00 A 19:00 Hrs.

En el tercer conjuro nos acercaremos a los procesos de defensa del agua en el ámbito metropolitano, de la mano de la Asamblea General de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán. Desde 2016, la Asamblea salvaguarda un acuífero que afloró en el predio Aztecas 215 durante la construcción de un desarrollo inmobiliario, rastreando conexiones entre este acuífero y los sistemas de agua que nutren a toda la ciudad.

Comparten:

Asamblea General de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán

La Asamblea General de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán está integrada por vecinos y vecinas del Pueblo de Los Reyes, Pueblo de La Candelaria y las colonias Pedregal de Santo Domingo, Ajusco, Pedregal de Santa Úrsula y Ruiz Cortinez. Tiene un carácter apartidista y comunitario. Fue creada el 26 de febrero de 2016 en defensa del agua y contra la voracidad inmobiliaria que invade su territorio, afecta su vida y su historia.

En junio de 2016, debido a las denuncias y presión de la Asamblea General, la Procuraduria Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México solicitó al Instituto de Geología de la UNAM realizará un Estudio Técnico de los afloramientos de agua de Aztecas 215, el cual fue encabezado por el Dr. Oscar Escolero. Entre otras cosas dicho estudió determinó lo siguiente: El agua que aflora dentro del predio de Aztecas 215 pertenece al acuifero somero, que a su vez nutre el acuífero profundo; desde siempre el acuifero somero ha sido utilizado por la población aledaña en su vida cotidiana; parte del agua del acuífero somero es potabilizada por el SACMEX en las plantas de Xotepingo y Loreto y Peña Pobre; por todo ello, concluye el estudio: DE NINGUNA MANERA ES ACEPTABLE QUE SE TIRE AL DRENAJE EL AGUA DEL ACUÍFERO SOMERO. Hasta el día de hoy la Asamblea General continúa denunciando que dicho estudio técnico fue ignorado por la inmobiliaria Quiero Casa y por la anterior administración del Gobierno de la Ciudad de México, además de seguir evidenciando que no se ha resuelto el daño al acuífero somero y que continúa el derrame de millones de litros de agua al drenaje. Después de casi tres años de lucha la obra fue suspendida el pasado 11 de diciembre por exceder el número de niveles, un logro importante pero no la solución a las razones que provocaron el conflicto.

Actualmente, la asamblea general acompañada de especialistas de la máxima casa de estudios, tiene una mesa de trabajo con la nueva administración del Gobierno de la Ciudad de México, donde hasta el día de hoy, existe el compromiso, y a la vez reto, de revisar a fondo el impacto ambiental y urbano de la obra, pues la demanda fundamental de los vecinos es el rescaté del acuífero y la cláusura definitiva de la obra por daño ambiental. Para ello hoy conoceremos los antecedentes de esta lucha, el recuento organizativo a nivel interno y externo, la formas de comunicación que ha utilizado la asamblea, las dinámicas de género, la lucha jurídica y el trato institucional que ha tenido la problemática.

 

Marcelo Canteiro

Está interesado en el estudio de las interacciones entre sociedades y sistemas naturales. Principalmente, desde el enfoque de la conservación y la utilización sustentable de los recursos naturales. Realizó estudios en biología con un trabajo sobre redes tróficas en charcos temporales de Rocha, Uruguay. Los últimos cuatro años trabajó en el Ministerio de Turismo de Uruguay, donde estuvo a cargo de la planificación del turismo en áreas protegidas. Paralelamente, realizó una maestría en Ciencias Ambientales en Montevideo, Uruguay, donde el trabajo de investigación se basó en la generación de una herramienta para evaluar el riesgo ecológico que presentan las áreas naturales protegidas, asociado a la actividad turística que en ellas se desarrolla. Hoy se encuentra realizando un Doctorado en Ciencias Biológicas con una investigación sobre el comportamiento hídrico de la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel, en cuanto su aporte en calidad y cantidad de agua al acuífero.

 

Adriana Salazar Vélez

[email protected]

Adriana Salazar es una artista e investigadora bogotana, basada actualmente en la Ciudad de México. Su trabajo circula entre diversas disciplinas y saberes, poniendo a prueba los límites de ciertas oposiciones: lo vivo y lo inanimado o lo artificial y lo natural. Ha exhibido sus proyectos en espacios como el Centro de Arte Contemporáneo Passerelle (Francia), el Kunstmuseum Heidenheim (Alemania), el CA2M (España), Havremagasinet (Suecia), el Instituto Pratt (EEUU) y el Muca Roma (Ciudad de México). Ha participado en la Trienal de Nuevos Medios (Beijing, 2014) y la Trienal de California y el Pacífico (California, 2013), entre otros eventos artísticos. Es Licenciada en Artes Plásticas de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá, Maestra en Filosofía de la Universidad Javeriana de la misma ciudad y Doctora en Arte y Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Adriana también ha sido docente en programa de Artes Visuales en la Universidad Javeriana y la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá, y ha contribuido como autora en publicaciones como Islario (México), Errata# (Colombia) y OAR (Universidad de Oxford).

 

#TecnologíasDeLaVida

#TecnologíasDeLoColectivo

#TecnologíasDeLaPalabra

 

Relatoría
Conjuros del agua 3: Defensa del agua

¿De qué forma estamos pensando al agua? ¿el agua es un recurso, o es otra cosa? ¿Qué es un recurso? ¿De dónde viene el agua que está en la Ciudad de México?¿Dónde está el agua en el valle de México? ¿Explotación del agua o derecho humano de consumo?¿Por qué pensamos las áreas verde en sentido utilitario?¿Cómo estamos construyendo los conceptos que construyen la noción de agua?

“Aztecas 215” es un predio que las grandes inmobiliarias tenían destinado para la construcción de departamentos de lujo. Sin embargo, la aparición de un cuerpo de agua en dicho predio, así como el trato del agua como elemento que estorba y como elemento desechable, provocó la organización de los vecinos para replantear las relaciones de los habitantes de la colonia con el acuífero somero ubicado en dicho lugar. La Asamblea General de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán surgió de la organización para la defensa del agua.

La defensa de cuerpos de agua logra plantear problemas relacionados a la construcción de los conceptos que construyen la noción del agua. Algunos de ellos llevan a repensar cómo es nuestra relación con lo natural dentro de la ciudad. La propuesta de construcción de un área verde ofrece la posibilidad a Aztecas 215 de detener el proyecto inmobiliario que afecta al agua en un lugar en el que el agua escasea.

La insuficiencia de servicios se convierte en herramienta para los procesos de gentrificación. La defensa del agua no sólo se da para rescatarla, también se da para asegurar la mejora de vida de una comunidad no sólamente en su relación directa con el agua, sino también en su relación comunitaria.

Es común pensar la construcción de áreas verdes como apropiación de un espacio para la comunidad, sin embargo, repensar esto lleva a la posibilidad de permitir espacios verdes que se den de manera natural, sin intervención sobre ellos.

El estudio del acuífero somero y las zonas de recarga en el Valle de México ofrece la información para entender por qué el agua está presente en la mancha urbana. Aztecas 215 es uno de los lugares en los que el agua se defiende porque su desecho en un lugar de desabastecimiento es también una extensión de los procesos de gentrificación.